EMILIANO, UN MAESTRO DE LA GEOLOGIA CERCANA

Se cuentan con los dedos de una mano los profesores que nos marcan de por vida. En la Facultad de Ciencias Químicas y Geológicas de la Universidad de Salamanca, pocos eran los docentes que, al comienzo de nuestra aventura universitaria, nos alumbraban con enseñanzas y relatos geológicos cargados de épica, belleza y esperanza.  Porque se trataba de superar el delicado umbral de las materias comunes -y no necesariamente geológicas- de aquel primer año al que nos enfrentábamos y, por supuesto, acreditar antes nosotros mismos y nuestra familia una difícil y vital decisión en nuestro periplo formativo.

 

Funda de martillo que conservo desde que me la obsequió Emiliano hace 25 años.

Emiliano Jiménez Fuentes nos iluminó aquel año del 93.  No olvidamos las nociones sobre las fuentes vauclusianas, las enigmáticas fallas salmantinas o los relieves y toponimias locales como las rañas, las uñas de gato o el Ollo de sapo. Nos enseñó como ningún otro profesor a observar los paisajes y fenómenos cercanos, la geología local, la más accesible.  De hecho, los primeros paseos con mirada geológica fueron gracias a él. Recordamos con asombro estar con él subidos a una charnela, “nuestra primera charnela” junto al Esla en Zamora o, sin ir más lejos, adentrarnos en los tesos de La Flecha y Las Caenes en busca de colmillos de cocodrilo o placas de tortuga.  A este respecto, siempre recordaremos su inmensa capacidad para la crónica y, en particular, los relatos e historias como la de la tortuga “eunuco”, atacada por un Iberosuchus (cocodrilo) hace ahora más 42 millones de años. Se puede ver en la Sala de las Tortugas, creada por el profesor a finales de la década de los 80 y que, afortunadamente, sigue pudiéndose visitar de la mano del paleontólogo Santiago Martín de Jesús.

Sus clases supusieron, en gran medida, la garantía para muchos estudiantes venidos de aquí y allá de dar el salto hacia adelante en la licenciatura.  Aquellos que comenzamos nos licenciaríamos 5 años más tarde, a finales del siglo pasado.  Emiliano nos brindó, además, la posibilidad de encontrarnos con profesores visitantes o de aventurarnos en las salas de trabajo dónde se descubrieron por primera vez y catalogaron algunos de los tesoros y ejemplares más notables de la Sala de las Tortugas.   Paleontología en estado puro.  Aquel despacho de los sótanos de la facultad, dónde a menudo nos dejaba entrar nos marcó para siempre.  Allí reposaban los restos de muchas de las campañas paleontológicas llevadas a cabo en los 70 y 80, procedentes por ejemplo de los yacimientos paleontológicos zamoranos de Corrales del Vino y Casaseca de Campeán o de Coca en Segovia.  Junto a las escayolas y arenas ojeamos diccionarios chinos y rusos, manipulamos nuestros primeros documentos y papers en inglés, pero también sostuvimos artilugios totalmente desconocidos para nosotros que se utilizaron para limpiar esqueletos del Eoceno.  Supimos además, que la investigación geológica de aquella época iba más allá; cuando comprobábamos que en aquellas salas se revelaban fotografías con inmensas ampliadoras, se archivaban tarjetas en archivadores hoy impensables o se acumulaban mapas de todas las escalas y partes del globo terráqueo.

El semblante de Emiliano durante estos últimos años cuando nos cruzábamos por la calle, era el de un viejo profesor con una perenne media sonrisa, signo tal vez de la satisfacción vital de haber cumplido con los colegas y, sobre todo, con los suyos. Cofundador de la revista Studia Geologica Salmanticensia junto a Luis Carlos García de Figuerola -el año pasado (2021) se cumplían los 50 años desde la primera publicación-, escribió sobre el Paleógeno de la cuenca del Duero y los yacimientos fosilíferos, principalmente de quelonios.  Es bueno recordar los nombres de algunos de estos ejemplares - Neochelys salmanticensis- que nos relatan indirectamente la relevancia que tuvo el profesor en aquella incipiente nomenclatura.

Pero a pesar de los avatares personales –cuidó hasta el último momento a su esposa Pilar- su prolija y prosa sagaz que regularmente mostraba en el diario digital La Crónica de Salamanca o los reconocimientos a su trayectoria y su paso por el Centro de Estudios Salmantinos (CES), formarán siempre parte de las crónicas geológicas y universitarias de nuestra ciudad y, por su puesto, de la paleontología universal.  Recordemos que fue el profesor adjunto del recién llegado catedrático Antonio Arribas para la fundación en 1965 de la rama geológica en la Facultad de Ciencias de nuestra universidad.  

A Emiliano le debemos mucho, las lecciones de lo cercano, la mirada completa de la geología pero sobre todo, la magia con la que nos introdujo en los asombrosos misterios de lo que nadie ha visto: el pasado geológico.  Cuando viajamos a las Rías Baixas, siempre observamos con cariño la charnela cuarcítica de los relieves apalachenses junto al Esla, entre la Tierra del Pan y Aliste.

Emiliano, sit tibi terra levis.

Jerónimo Jablonski

I FERIA DE MINERALES DEL MUSEO

Con motivo de la celebración de las fiestas de Juzbado 2021, el Museo de la Falla promovió la creación de la primera Feria de Minerales de Juzbado.  En esta primera ocasión se invitó a Santa Barbara Minerals para mostrar su magnífica colección de muestras minerales y celebrar así un evento geológico de estas características por primera vez en un medio rural.  La apertura general del Museo durante la jornada del domingo 3 de Octubre fue todo un éxito.  Familias, grandes y pequeños, amigos y coleccionistas y aficionados visitaron la amplia oferta de minerales expuesta en la primera planta del museo.  

Con este primer encuentro queremos consolidar la celebración de la feria de minerales a finales de Septiembre o principios de Octubre en el Museo de la Falla y ampliar la oferta con más stands  de minerales, fósiles y rocas.  Os mantendremos informados.

 

Museo de la Falla Juzbado, Feria de minerales 2021

ACERCÁNDONOS A LA CIENCIA Y LA EXPERIMENTACIÓN

Geoexperimenta es un encuentro con los más pequeños de Juzbado para acercarles a la ciencia.  Desde hace varios veranos celebramos una sesión de experimentos, no solo relacionados con la geología sino también con otros ámbitos de las ciencias.  Tras el parón que sufrimos durante el verano pasado, retomamos una iniciativa participativa que surge desde el Museo de la Falla, y que tiene por objetivo inocular la ciencia y el trabajo científico en los más pequeños.  Así, este año nos hemos acercado a los líquidos, los imanes y, por supuesto, provocamos de  nuevo un volcán en miniatura.  Os mostramos algunas imágenes.

Juzbado, Museo de la Falla, Geoexperimenta

UN PANEL DE INTERPRETACIÓN PARA NUESTRO LUGAR DE INTERÉS GEOLÓGICO

El lugar de interés geológico "Zona de cizalla dúctil de Juzbado-Penalva do Castelo" forma parte del inventario Español (IELIG) y está catalogado por su interés tectónico y petrológico.  Desde hace unos días un panel informativo lo cuenta con textos, dibujos y audios.  El panel forma parte del nuevo contenido turístico repartido por el municipio de Juzbado que informa al visitante sobre las particularidades del pueblo y, lógicamente del interés geológico y paisajístico de nuestros granitos.

Hasta ahora las visitas al Museo de la Falla consistían en un recorrido por el interior del museo y la visita al yacimiento, en donde se explicaba su significación geológica.  Desde ahora se podrá conocer este lugar en cualquier momento ya que la ubicación del panel está al aire libre junto a las peñas graníticas próximas al Museo.  Es un lugar  de interés geológico porque aporta información relevante para la comprensión tectónica del oeste de la península ibérica.  Las estructuras S-C visibles en el granito de Juzbado (se explica con un diagrama en el panel) y, la extracción de muestras en este lugar para su datación son parte del contenido.  Estos y otros aspectos aparecen en el panel y se complementa además con otros contenidos en el panel ubicado en la Peña del Castillo y que se titula: Un mirador para interpretar toda la provincia. 

Cabe subrayar que el panel cuenta con un código BIDI a través del cual se  puede oír el relato de todos los textos.  Son grabaciones hechas por los vecinos  y amigos de Juzbado.  Por último, se advierte de la posibilidad de apadrinar un LIG, y por eso os volvemos a invitar a probar una experiencia que, aunque simbólica, resulta de interés para la conservación del patrimonio geológico de nuestro país.

Os mostramos a continuación una fotografía del panel de interpretación.

Panel infomativo sobre el Lugar de Interés Geológico catalogado de Juzbado

 

HACE 7 AÑOS LOS VECINOS Y AMIGOS DE JUZBADO RODARON "LA FALLA"

Hace 7 años, durante el mes de mayo, grabamos en Juzbado el documental de La Falla.  Se trataba de un trabajo audiovisual que formaría parte de los contenidos del Museo de la Falla.  El documental se pudo disfrutar por primera vez el día 21 de Diciembre, cuando el pueblo de Juzbado inauguró por todo lo alto el Museo.  Nos gusta recordar aquellos días de mayo y por eso compartimos algunas de las fotografías de las intensas jornadas  de rodaje con la inestimable colaboración de muchos vecinos y amigos de Juzbado.  Desde aquí volvemos a reiterar nuestro agradecimiento infinito.

Juzbado, Museo de la falla de Juzbado